El mercado de capitales y su principal función

0
531

Los mercados financieros son los lugares donde los instrumentos financieros son negociados. En la economía, ocupan el tercer lugar después del mercado de bienes y servicios y del mercado laboral.

El mercado de capitales

Los instrumentos financieros ofrecidos en el mercado pueden ser divididos en:

  • Instrumentos de capital transferido usados para hacer que el capital esté disponible para aquellos que lo soliciten a las entidades que tienen un superávit de capital.
  • Instrumentos de transferencia de riesgo que permiten que el riesgo sea transferido a un tercero a cambio de una comisión. Un buen ejemplo es una opción que podemos usar para cubrirnos de un riesgo cambiario, de una tasa de interés, etc. La prima de riesgo es la prima de la opción.

Podemos distinguir varios segmentos de los mercados financieros, aunque esta no es una división estricta, ya que los instrumentos de un mercado pueden ofrecerse hasta cierto punto en otros. Sin embargo, podemos distinguir:

El mercado de dinero es el mercado donde instrumentos con vencimientos de hasta 52 semanas son negociados. El propósito del mercado es proveer liquidez a los bancos, instituciones financieras, corporaciones de gran tamaño y gobiernos.

El mercado de capitales es el lugar donde instrumentos de deuda son emitidos por al menos un año y donde la transferencia de capitales se lleva a cabo, por ejemplo, con acciones.

El mercado cambiario es el lugar donde un intercambio de divisas de un país, por las de algún otro se lleva a cabo.

El mercado de derivados puede ser usado para transferir riesgos, en contraste con el mercado de capitales, donde el principal propósito es transferir capitales. El valor de los derivados depende del subyacente, acciones, bonos, pares de divisas, materias primas (commodities), etc. Los instrumentos derivados más comunes son los futuros, forwards, opciones y recientemente también los CFD, principalmente para especulación.

El mercado de capitales y su principal función

El mercado de capitales, como se mencionó previamente, es el lugar donde el capital es negociado. Los instrumentos de deuda y de renta variable son usados para cambiar la propiedad del capital. Así, los principales instrumentos negociados en el mercado de capital son:

  • Bonos
  • Acciones

Bonos

Los bonos son los instrumentos de deuda básicos en el mercado de capitales. Es un instrumento en el que el emisor toma prestado capital del comprador del bono, llamado el obligacionista o tenedor del bono. El emisor del bono es obligado a recomprarlo dentro del plazo estipulado y pagar el interés acordado.

El emisor será capaz de levantar el capital necesario para desarrollar algún negocio de forma más barata que con el banco o con alguna institución de crédito. En cambio, el gobierno emite bonos para financiar el déficit presupuestario.

Los bonos pueden caracterizarse por los siguientes factores:

  • Valor nominal, por ejemplo, el valor inicial de la deuda del cual el interés es devengado y pagado al tenedor del bono al vencimiento.
  • Fecha de vencimiento es el periodo en el que la deuda tiene que ser repagada. Esto es el tiempo de “vida” de un bono.
  • El interés (cupón) determina la cantidad de interés pagado al tenedor del bono. La tasa de interés es expresada en base anual.
  • Fecha de pago de interés, usualmente es anual, semestral, trimestral.

Los bonos pueden ser divididos por el criterio de tasa de interés. Distinguimos entonces:

  • Bono de renta fija, caracterizado por pagar un interés fijo cada determinado día,
  • Bono de renta variable, se caracteriza por tener una tasa de interés variable que depende de la tasa de referencia. La tasa de referencia usualmente es la tasa de interés interbancaria (WIBOR, LIBOR, EURIBOR) o el rendimiento de los bonos del tesoro,
  • Bono cupón cero, que no paga interés. En lugar de eso, el precio de ese bono es menor al valor nominal, el comprador obtendría el bono a valor descuento. Al vencerse, el tenedor del bono recibiría el valor nominal.

La división por emisores va relacionada al nivel de riesgo crediticio, es decir, la probabilidad de no cumplir con las condiciones especificadas en el bono. Hay cuatro tipos de bonos:

  • Bono del tesoro
  • Bono municipal
  • Bono corporativo o de caja
  • Bono bancario

Ejemplo de un bono de renta variable:

  • Bono con vencimiento a 3 años,
  • Valor nominal del bono de 1000,
  • Tasa de interés variable LIBOR 6M,
  • Pagos semestrales,
  • En la primera mitad del año, el LIBOR 6M es de 2%, lo que da una tasa de interés semestral de 1% sobre valor nominal
  • En la segunda mitad del año, el LIBOR 6M sube a 2.2%, lo que significa que el interés semestral será de 1.1% sobre valor nominal
  • En los últimos seis meses el tenedor del bono recibirá intereses con valor nominal de 1000.

Acciones

Las acciones son valores basados en participación, emitidos por sociedades anónimas. Al inversionista que ha adquirido acciones de una empresa se le llama accionista. Un inversionista puede adquirir acciones en el mercado primario o secundario.

La empresa decide vender sus acciones principalmente para levantar capital para el desarrollo de su negocio. Así, la compañía no tiene que enfrentar el costo de pedir un préstamo al banco. Solo paga las cuotas de emisión a las compañías consultoras, a las casas de bolsa por la preparación de la OPI, etc. Pero estas cuotas son aún menores que la emisión de bonos que requiere pagos de intereses. Otro efecto, aunque relativamente indirecto, del listado de una compañía en una bolsa de valores, es el aumento en su prestigio. El principal costo para la empresa es el deshacerse de parte de su capital.

A cambio, cuando un inversionista adquiere una acción, también adquiere una parte de las utilidades de la compañía, esto se llama dividendo. También puede esperar un incremento en el precio de las acciones, las cuales se podrían revender en un futuro con una utilidad añadida.

Cuando un accionista adquiere acciones de la empresa se convierte en su copropietario. Por ejemplo, una compañía emitió 1 millón de acciones, y un inversionista compró 20mil, lo que significa que su participación es del 2%. Aparte de los derechos como propietario, un accionista que compra acciones ordinarias adquiere los siguientes derechos:

El derecho a votar en la junta general de accionistas, donde los accionistas, como copropietarios, toman decisiones importantes en torno a la empresa. Eligen al Consejo de Supervisión, deciden el tamaño del dividendo, aprueban los estados financieros y deciden sobre posibles fusiones y adquisiciones. Los componentes básicos de la compañía son la Asamblea General de Accionistas (la Junta General de Accionistas), la Mesa Directiva y el Consejo de Supervisión que vigila a la Mesa Directiva.

El derecho a dividendo significa que el accionista tiene derecho a las utilidades de la empresa. Una compañía que genera un ingreso superior al costo genera utilidades. La utilidad recibida es menor por pasivos como impuestos, intereses en préstamos, etc., que resultarán en utilidades netas. La compañía divide las utilidades netas en utilidad retenida y dividendos. La utilidad retenida incrementará el capital y puede ser usada para inversiones futuras, mientras que la utilidad que se repartirá se dividirá entre los accionistas. Por ejemplo, un dividendo de 5 USD por acción. Si el accionista posee 1,000 acciones, recibiría 5,000 USD antes de impuestos. Los dividendos comúnmente se pagan de forma anual (en USA, algunas compañías pagan dividendos de forma trimestral).

El derecho a participar en la liquidación de capital es adquirido en el momento en que la empresa es absorbida o comprada por otra o se declara en banca rota.

El derecho de suscripción preferente está disponible a los accionistas cuando la compañía decide emitir nuevas acciones para fondear nuevos proyectos de inversión. Esta ley le significa a los accionistas la oportunidad de comprar nuevas acciones a un precio fijo dentro de un periodo específico, usualmente algunas semanas nada más. Este derecho protege a los antiguos accionistas de una dispersión de su capital y asegura que la participación de los mismos se encuentre a un nivel similar.

Además de las acciones, existen otros instrumentos dentro del mercado de capitales que fungen el rol de una acción. Podemos incluir:

  • Unidades en fondos de inversión
  • Fondo Cotizado en Bolsa o ETF (por sus siglas en inglés, Exchange Traded Funded), cuyo precio depende del índice accionario seleccionado o el grupo accionario seleccionado.

Negociando en el mercado de capitales

El mercado primario es el lugar donde primero se ofrecen las acciones de una compañía que acaba de ser listada en el mercado bursátil. El proceso es llamado Oferta Pública Inicial (OPI) o IPO, por sus siglas en inglés Initial Public Offer.

El mercado secundario permite adquirir acciones que previamente ya han sido adquiridas por otro inversionista. Por ejemplo, de forma simple, un inversionista que compra acciones en la OPI puede revendérselas a otro inversionista en el mercado secundario, si el primero cree que el valor ha aumentado lo suficiente como para crecer más, o, al contrario, si cree que ha sufrido muchas pérdidas como resultado de la caída de los precios.

La negociación del mercado secundario puede llevarse a cabo en muchos lugares. La principal división existente es:

  • Bursátil
  • Extrabursátil u OTC (por sus siglas en inglés, Over-The-Counter)

Bursátil se refiere al lugar (edificio de la bolsa de valores) donde las reglas de negociación son estrictamente definidas. En USA, el mercado accionario es organizado por el New York Stock Exchange (NYSE).

El mercado extrabursátil u OTC, es creado por instituciones financieras como bancos, casas de bolsa, brokers y demás. Recientemente los CFD han ganado popularidad, principalmente en los pares de divisas, o forex, pero también en algunos instrumentos del mercado de capitales como índices accionarios, acciones o bonos. Los CFD son instrumentos derivados usados principalmente para especulación.

Resumen

El mercado de capitales es muy importante dentro de la economía de mercado. Permite transferir el capital de entidades con superávit a aquellas que lo requieran. Esta es una forma muy sana de inversión crediticia, a diferencia del capital creado de la nada por los bancos centrales o comerciales que no tienen efectivo físico para prestar a alguna institución crediticia. Es suficiente con que un banco comercial haya depositado un porcentaje del capital en forma de préstamo en el banco central, usualmente una tasa de reserva de un tanto %. Esto significa que los bancos comerciales crean dinero de virtualmente nada, incrementando la oferta de dinero, causando inflación. En el caso del mercado de capitales, usualmente no se incrementa la oferta de dinero, puesto que se transfiere de los ahorros de alguien que renuncia al consumo actual por el futuro. A cambio, las empresas pueden invertir el capital y acelerar su crecimiento, claro, si el pronóstico de la inversión es el correcto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here