Los inversores apuestan por un dólar débil

0
66

Llegamos al viernes de una semana en la que hemos visto como el dólar USA ha ido perdiendo terreno progresivamente contra casi todas las principales divisas, a pesar de que los datos publicados ayer jueves de precios de producción fueron más altos de lo esperado por la subida del precio del gas y las demandas de subsidio por desempleo disminuyeron.  El efecto de los huracanes se ha dejado notar en estos datos y posiblemente la estacionalidad de este efecto se esté teniendo en cuenta a la hora de tomar decisiones por parte de los inversores.

Algo similar podría ocurrir con los importantes que se publican el día de hoy. Por un lado, el IPC, tanto el principal como el subyacente, en el que las expectativas reflejan una gran diferencia entre uno y otro precisamente por el repunte de los precios energéticos, concretamente el del gas, ocasionados por los huracanes. Es decir, de nuevo un evento estacional. Y por el otro, la venta minorista de las que se esperan que repunten un 1.7% mes a mes con respecto a una caída de 0.2% en agosto.

Estas dos cifras suponen, de momento las dos únicas oportunidades para el dólar USA repunte si confirmar la fortaleza esperada.

Pero tras la división de opiniones de la última reunión de la Reserva Federal reflejada en sus actas recientemente publicadas y los comentarios poco propensos a una subida de tipos en diciembre de algunos miembros de la Fed, creo que no vamos a ver ningún repunte significativo de la moneda norteamericana, no más alla de una corrección propia de cierre de posiciones tácticas ante el fin de semana. Todo ello en caso de que los datos sean fuertes.

El EUR/USD siguió su lento camino alcista tras haberse eliminado, de momento, los riesgos políticos en España y ante la expectativa del anuncio de reducción de las compras de bonos por parte del Banco Central Europeo. Draghi habló el día de ayer, pero se mantuvo escrupulosamente neutral en sus palabras y no dio ninguna pista acerca de política monetaria. Sigo sosteniendo que tenemos todavía recorrido al alza en la moneda única contra casi todas las divisas, especialmente contra el dólar, el yen y el dólar australian0.

La protagonista del día de ayer fue la libra esterlina. La publicación de un informe según el cual la Unión Europea podría dar un periodo de transición de 2 años para la salida del Reino Unido de la Unión Europea, lo que sería considerado por el mercado como un Brexit blando y por tanto uno de los mejores escenarios, provocó una fuerte subida de la divisa británica.

En mi opinión, estas circunstancias se van a mantener y al margen de disputas políticas internas del Reino Unido, el efecto negativo del Brexit se irá disipando por la la libra esterlina recuperará gran parte del terreno perdido por esta circunstancia.

De momento, como observamos en el gráfico, la caída que se viene produciendo desde el día 20 de septiembre puede ser considerada como una corrección o retroceso del tramo alcista anterior y una vez concluida nos preparamos para otro movimiento de subida que debería superar los últimos máximos en la zona de 1.35.

GBP/USD diario

Los inversores apuestan por un dólar débil

Miguel Ángel Rodríguez, Economista Jefe para España de TMS Europe

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here